Mis primeros intentos de Cannelés

Un clásico de Bordeaux

Tuvieron que pasar años para que pudiese probar los cannelés, los había visto en fotos y se veían muy tentadores, pero nunca los había probado. Había leído sobre ellos y solo me los podía imaginar ya que en Chile nunca los encontré y acá en Francia tampoco están en todos lados por lo que he visto, pero si son considerados un clásico de la pastelería francesa.

Son originarios de Bordeaux y tanto revuelo han causado que los empezaron a hacer en todo Francia y en todo el mundo, por eso un grupo de pasteleros de Bordeaux determinó por ley que si los cannelés no se hacían con la receta original de Bordeaux y en el mismo lugar, tenían que llamarse Bordelais (algo así como lo que pasa con el pisco)

Llegué acá a París y probé varios sin encontrarles mucha gracia, hasta que llegué a la pastelería de Pierre Hermé y probé unos increíbles (como me los había imaginado) crujientes por fuera y extremadamente suaves por dentro, con una textura muy particular que a mí me encantó. Decidí que los tenía que hacer y después de leer harto sobre las recetas compré los moldes de cobre (no son nada baratos) pero que es lo que hace la diferencia entre un cannelé como debe ser y otro regular.

Se pueden hacer con un molde de silicona, pero no quedarán igual lamentablemente, pero igualmente son ricos. Una vez que conseguí los moldes tenía que comprar cera de abeja que es lo que hace que queden brillantes y crujientes (si sé, todo suena un poco engorroso, pero a veces vale la pena para tener un postre increíble) ¡lo bueno cuesta!

Y ya con todo listo necesitaba empezar a cocinar y acá llegó el verdadero desafío… Parecen super simples, pero no lo son lamentablemente, aun que creo haber logrado hacer que esta receta sea infalible y resulte, ya que la probé muchas veces y funcionó siempre. Incluso encontré foros en internet dedicados a los cannelés y sus complicaciones, ya que a algunos les suben mucho, a otros no les suben, sobre como limpiar los moldes, como hacer que queden dorados por fuera y no quemados por dentro, etc…

Pero después de unos tres intentos los logré y creo que quedaron más ricos que los de Pierre Hermé, jaja, probablemente por que una vez recién sacados del horno son mucho más crocantes, ya que al día siguiente ya no están tan deliciosos como el mismo día.

Anímense y prueben esta receta aun que sea con moldes de silicona, les juro que les va a encantar (si son como yo)

Cannelés

Tiempo de preparación: 20 minutos preparación, 1 hora horneo y 2 días reposo

Porciones: 10 cannelés

Ingredientes

  • 500 grs leche entera
  • 50 grs mantequilla sin sal
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 grs harina sin polvos
  • 250 grs azúcar flor (impalpable)
  • 1 cdta sal
  • 2 huevos
  • 2 yemas
  • 60 ml ron
  • Moldes de silicona o de cobre
  • Si se usan moldes de cobre se necesita cera de abejas (40 grs cera abeja y 60 grs mantequilla)

Preparación

  1. En una olla poner la leche, las semillas de la vainilla y la vaina, la mantequilla y llevar a hervor. Sacar del fuego.
  2. Tamizar la harina, el azúcar y la sal y mezclar.
  3. Batir los huevos y las yemas en otro bowl.
  4. Mezclar los huevos con la mezcla de la leche tibia, mezclar bien y luego agregar los secos, batiendo bien hasta incorporar todo. Colar toda la mezcla y agregar la vaina de vainilla y el ron.
  5. Tapar la mezcla y dejar en el refrigerador mínimo un día, yo recomiendo 2.

Si se usa un molde de silicona 

  1. Precalentar el horno a 240ºC.
  2. Poner los moldes en el horno y calentar por 5 minutos
  3. Sacar la mezcla del refrigerador, mezclar bien y verter sobre los moldes, dejando 1 cm.
  4. Hornear por 15 minutos, luego bajar la temperatura a a 190ºC y hornear por una hora, hasta que estén muy dorados.
  5. Sacar del horno y retirar de los moldes inmediatamente con cuidado, dejar enfriar una hora o más, comer el mismo día.

Si se usan moldes de cobre

  1. Si es la primera vez que se usa el molde, ponerles una capa de mantequilla derretida y llevarlos al horno 20 minutos, luego limpiarlos con toalla nova.
  2. Derretir la cera con la mantequilla (con cuidado porque es inflamable y se quema rápido)
  3. Con la mezcla de la cera cubrir los moldes de cobre (no poner mucho) llevar al congelador 10 minutos.
  4. Precalentar el horno a 240ºC
  5. Mezclar bien la masa y poner en los moldes dejando 1 cm.
  6. Llevar al horno, hornear por 15 minutos y luego bajar la temperatura a 190ºC y hornear por 45 minutos, hasta que estén dorados.
  7. Sacar del horno e inmediatamente desmoldar.

 

 

Horneados

Camila Marcías

Publicado el 10 de Abril, 2017. Todos los derechos reservados

2 Comentarios

  1. Hola Camila!!! se ven demasiado tentadores… encargué los moldes de silicona por aliexpress y recién me llegaron, así que estoy entusiasmada por cómo me saldrá la preparación. Una duda: los moldes de qué tamaño son? no cacho en las fotos la medida (no hay cómo compararlas con algo a escala). Te pregunto porque me llegaron unos moldes DIMINUTOS D: y no sé si son los adecuados :/

    Gracias

    1. Hola Scarlet, pucha si son diminutos los moldes igual sirven, solo tendrías que modificar un poco los tiempos de cocción, hay de varios portes, el que yo uso en la foto es de 5 cm de largo y 5 cm de ancho. Pero igual deberían servirte.

      Saludos y me cuentas que tal

Escribe tu comentario

Camila Marcías

10 de Abril, 2017 - 1:39 pm

2 comentarios