Pastelitos de hojaldre y duraznos

Con todo el sabor del verano

Esta receta es extremadamente fácil y tiene dos de mis ingredientes favoritos, el durazno y la masa de hojaldre. Esa combinación de fruta y el crujiente de la masa no tiene igual, no estaba con mucho tiempo cuando hice esta receta, así que no hice la masa yo, la compré hecha en el supermercado (si sé no es lo ideal) pero así uno puede hacer un postre muy rico en pocos minutos y con poco esfuerzo.

Porque por más que me encante hacer hojaldre no es la receta más sencilla del mundo y requiere mucho tiempo. Así que por esta vez los dejo hacer trampa y comprar la masa, congelarla y después cortarla en rectángulos y nada más ponerme una rica crema encima y ponerle su fruta favorita.

Creo que duraznos en verano, con un poco de helado de vainilla y frambuesas es de lo más rico y super fácil de hacer. He visto esta receta también con queso de cabra y miel, las fotos se ven deliciosas, así que si me animo a hacerlo cuando vuelvan los duraznos en este hemisferio les cuento.

Esta receta no es mía, si no que del blog The little epicurean, tienen hartas recetas saladas, dulces y más, se los recomiendo bastante, también sus fotos son hermosas.

Pasteles hojaldre de durazno

Tiempo de preparación: 45 minutos

Porciones: 6 pasteles individuales

Ingredientes

  • Masa de hojaldre comprada o casera (acá está mi receta)   cortada en rectángulos de 15×12 cms
  • 6 o 7 duraznos frescos de la temporada
  • 3 cdtas de azúcar rubia

Relleno de queso crema y vainilla 

  • 113 grs queso crema
  • 55 grs mantequilla
  • 125 grs azúcar flor
  • 1/2 vaina de vainilla
  • Pizca de sal

Preparación

  • Precalentar el horno a 200ºC
  • Mezclar el queso crema con la mantequilla y azúcar, pomar todo hasta que esté bien suave y por último agregar las semillas de la vaina y la sal.
  • Si compraste masa de hojaldre hecha, cortar los rectángulos y ponerlos sobre una bandeja con papel mantequilla o silpat.
  • Con una manga poner la crema sobre el hojaldre, dejando un centímetro en los bordes.
  • Cortar los duraznos lo más parejo posible y poner sobre el queso crema y encima poner azúcar rubia.
  • Hornear por 20-25 minutos, hasta que la masa esté dorada. Sacar del horno y una vez tibios espolvorear con un poco de azúcar flor y servir inmediatamente.

Horneados

Camila Marcías

Publicado el 21 de enero, 2018. Todos los derechos reservados

Escribe tu comentario

Camila Marcías

21 de enero, 2018 - 4:37 pm

¡Sé el primero en comentar!