Sweetie Pie
  • Tarte tatin de membrillos

    Un clásico reinventado

  • Related Posts:

  • Encontré estos membrillos en la feria antes de que empezara la cuarentena y los tenía guardados, sin saber muy bien para que usarlos y en estos tiempos de desesperación, decidí hacer la clásica tarte tatin, pero en vez de usar manzanas, ocupar estos hermosos membrillos.

    Como en Chile además ya va a empezar la temporada, me pareció perfecto para que le puedan dar un uso diferente a los membrillos, que yo veía crecer en el árbol de los vecinos cuando era chica. Mi mamá se subía al techo a sacar algunos, ya que tenían muchos y estaba abandonado (mi mamá la ladrona de membrillos) jaja pero en serio no vivía nadie y ella hacía el clásico escolar de la época le decía ella, con dulce de membrillo.

    Acá en Inglaterra el dulce de membrillo que según ellos solo existe en España es una exquisitez exótica y difícil de encontrar, yo nunca fui muy fanática, pero quizás tendré que aprender como hacerlo y me hago rica vendiéndolo acá.

    Es super sencilla, solo necesitan un sartén de calidad que no se les vaya a derretir en el horno, también algunas marcas hacen sartenes solo para Tarte Tatin, pero no es necesario (aunque son hermosos) Espero que les guste y si la preparan me cuentan.

    ¿Quieres tener mis recetas de Tartas a la mano?

    ¿Quieres tener mis recetas de Tartas a la mano?

    Compra mi libro aquí

    Tarte Tatin de membrillos

    Tiempo de preparación: 1 hora
    Porciones: 8 0 10 porciones

    Ingredientes

    Preparación

    1. En un sartén con mango de hierro, o algún material que no se va a derretir, ya que la tarta va al horno con el sartén, preparamos un caramelo, con la mantequilla y el azúcar.
    2. Derretimos la mantequilla y agregamos el azúcar, dejamos en el sartén sin revolver, hasta que caramelize (no necesita caramelizarse del todo, ya que se seguirá caramelizando en el horno)
    3. Pelamos los membrillos y les quitamos el centro, los cortamos en rodajas y ordenamos sobre el caramelo.
    4. La masa la sacamos del refrigerador y la cortamos del mismo diámetro del sartén y cerramos la tarta, haciendo hoyos con un tenedor.
    5. Llevamos al horno en 180ºC por unos 45 minutos o hasta que veamos que está bien caramelizado.
    6. La sacamos del horno y la dejamos enfriar unos 10 minutos, sacando un poco el líquido que tiene y luego la damos vuelta con ayuda de un plato.
    7. Servir inmediatamente con un poquito de helado de vainilla y disfrutar

    Publicado el . Por

    Escribe un comentario